Seleccionar página
  • en

Una piel bronceada es el toque final que le darás a tu cuerpo para competir. El bronceado se consigue gracias a un tinte especial para culturistas que oscurece la piel, y le da un efecto satinado con la aplicación de un gel glossy que se aplica con el tinte bronceador minutos antes de la competición.

Una piel bronceada resalta la forma y la definición muscular de las atletas, y les da un look esculpido. El proceso del tintado no puede ser tomado a la ligera, ya que existen ciertos parámetros que debes cumplir para que tu piel quede perfecta y no tengas problemas por incumplimiento de la normativa. En este post te daremos una guía completa en la que te guiaremos paso a paso hacia tu tintado perfecto.

Antes que nada, repasaremos la normativa de la IFBB respecto al bronceado:

  • No se permiten productos de bronceado que puedan ser removidos al pasar la mano. Si el bronceado de una competidora presenta este problema, no se le permitirá competir.
  • El tinte ha de ser natural.
  • Los auto bronceadores comunes, así como productos con glitter, efecto metalizado o perlado están prohibidos.

Ya que tienes las reglas claras, pasemos al proceso de preparación de tu piel para que puedas aplicar el tinte uniformemente y el efecto sea más vistoso:

  •  2 o 3 semanas antes: es recomendable que exfolies en seco tu piel con antelación para eliminar células muertas que impidan la máxima absorción del tinte y evitar parches.

Con un cepillo para exfoliar, preferiblemente de cerdas naturales y con un mango largo, haz movimientos circulares por todo tu cuerpo de abajo hacia arriba. Pon especial atención a las rodillas, codos, manos y talones, que suelen ser las zonas más resecas. Repite la exfoliación una vez por semana.

cepillo para exfoliar

  • 1 semana antes: estamos seguros de que la hidratación de tu piel es una tarea de belleza que realizas a diario, pero la semana previa a tu competición tiene que ser prioridad, ya que permitirá que tu piel tome color de forma pareja cuando apliques el tinte. Combina la exfoliación con una hidratación diaria para tener la piel en estado óptimo para absorber el tinte. Busca cremas hidratantes con ingredientes emolientes como manteca de karité y aceite de jojoba para una máxima hidratación.
  • 2 días antes: En este punto deja de utilizar hidratantes para que el producto se adhiera bien a la piel y se absorba mejor. También suspende el uso de desodorantes y perfumes, ya que al entrar en contacto con el tinte pueden alterar el color.
  • 1 día antes de la competición: A primera hora de la mañana date una ducha y exfolia tu piel. Con la piel seca y libre de vello, aplica una primera capa en la tarde o noche con la ayuda de un rodillo de esponja antigoteo para pintura, que podrás conseguir en cualquier ferretería.

Tienes que pasar suavemente el rodillo con el tinte por todos los rincones de tu cuerpo, por lo que contar con alguien que te ayude es muy importante para llegar a las zonas más difíciles y asegurarte de que quedes bien cubierta. Coloca una tela en el suelo sobre la puedas estar de pie y usa guantes para evitar manchas.

  • Deja transcurrir de 15-20 minutos antes de aplicarte la siguiente capa, he intenta prestar mayor hincapié en las zonas más claras, de manera que iguales todas las zonas de tu piel, dejándolas homogéneas. Después de la aplicación usa ropa suelta que no deje marcas, dormir con sábanas viejas también es recomendable.
  • El día de la competición: aplica la tercera capa a primera hora de la mañana, o antes de ir al pesaje si es el mismo día de la competición. En caso de necesitar darte una ducha recuerda hacerlo solo con agua, no uses jabón ni lociones o desodorantes, y espera a estar completamente seca y sin humedad antes de aplicar el tinte.
  • Después del pesaje o a media mañana, sería el momento de aplicar hasta una cuarta capa si fuera necesario.

Es recomendable aplicar al menos 3 capas de producto, pero esto va a depender del color de tu piel y la calidad del producto escogido. En cualquier caso, no tengas miedo de aplicar tantas capas como sean necesarias, hasta conseguir el tono deseado.

Ya cuando falten unos minutos para competir, aplica una fina capa del gel glossy para obtener el acabado perfecto. Debes aplicarlo con un rodillo diferente al del tinte o con las manos, ponlo solo en las zonas específicas que quieras resaltar, con un poco es suficiente para que tu piel luzca impecable en el escenario.

Otras consideraciones:

  • Si te depilas con cera, hazlo 4 o 5 días antes de la aplicación del tinte. La piel irritada impedirá que el color se esparza de forma pareja y puede generar reacciones adversas. Si te rasuras, hazlo con un mínimo de 8 horas de antelación.
  • Si no quieres colocarte tinte en la cara, usa una base oscura que haga juego con el color de tu cuerpo.
  • El tinte puede durar en tu piel entre 3 y 10 días, dependiendo del producto, tu tipo de piel y la sudoración.
  • Los rodillos se limpian lavándolos con agua y dejándolos secar por completo antes del siguiente uso. Lo mejor es que uses un par durante una temporada de competiciones y compres otros nuevos la siguiente, ya que la esponja se pone tiesa si no se usa por mucho tiempo.

Ya que conoces todo sobre el arte del tintado, en Mussa estamos seguros de que lucirás una piel bronceada que resaltará tu cuerpo de forma espectacular. Si tienes algún tip extra para el tintado ¡Compártelo con nosotros en los comentarios!

[addthis tool="addthis_inline_share_toolbox_sj7b"]

¡Déjanos tu valoración de este articulo!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…