ENVÍO GRATIS EN PEDIDOS SUPERIORES A 49€
El número de atletas compitiendo en Bikini Fitness sigue creciendo cada temporada, lo que hace que las competiciones sean cada vez más exigentes.

Si te estás preparando para competir, seguro que ya estás federada, cuentas con un preparador físico, sigues una dieta y entrenas muy duro para estar increíble en el momento de subirte a la tarima.

Pero, aunque parezca irónico, hay más cosas de las que ocuparse además de tu preparación física.

Hoy vamos a hablar de algo a lo que muchas veces se olvida en las competiciones de Bikini Fitness: la puesta en escena sobre la tarima.

Es importante, porque tiene mucho peso en la clasificación final, como vas a ver.

👩🏻‍⚖️ Qué se valora  en una competición de Bikini Fitness.

Como ya sabes, el Bikini Fitness es una disciplina deportiva femenina, que valora especialmente:

  • las líneas generales del cuerpo,
  • el equilibrio y las proporciones,
  • la tonificación y
  • la apariencia saludable.

Es decir, que aunque no pierde el espíritu del culturismo, el objetivo no son los cuerpos muy musculados, sino naturales, bonitos y proporcionados.

Pero también hay que decir que en una competición también influyen (y mucho) otros elementos más subjetivos, como el peinado, los complementos, la seguridad y plasticidad de la atleta a la hora de mostrar su físico… ¡No siempre gana la atleta que tiene mejor físico!

Por eso, vamos a explicarte 5 errores que comenten muchas atletas en las tarimas de competición de Bikini Fitness.

Deslices que pueden dar al traste con todo el tiempo y el trabajo que has invertido en tu preparación física.

⚠️ Los errores que debes evitar en la tarima de cualquier competición de Bikini Fitness

Si compites en Bikini Fitness, tu día a día está marcado por tu entrenamiento.
Tanto tu alimentación como tu actividad física están enfocados a llegar en el mejor estado posible el día de las competiciones: en tan sólo unos minutos tienes que mostrar a los jueces el trabajo de mucho tiempo.

Para conseguir impresionarlos en ese momento, debes mostrar lo mejor de ti y tratar de disimular tus puntos débiles para que pasen desapercibidos a los jueces.

Si esta parte no la haces bien, todo ese sacrificio que has hecho a lo largo de tanto tiempo será en balde.

NOTA: si estás pensando en competir en Bikini Fitness, pero no sabes por dónde empezar, descárgate nuestra guía con todo lo que necesitas saber para prepararte para competir en este deporte.

#1 Creer que sólo compites cuando estás en la línea de comparación

No hay un único momento cumbre: estás compitiendo desde que pones el primer pie en la tarima hasta que sales de la misma.

Mantén tu concentración hasta el final, porque puedes estar sumando o restando puntos en cualquier momento, no sólo cuando estás en la línea de comparación.

Tu actitud es muy importante y tiene una gran influencia en lo que transmites a los jueces. Es tan sencillo como comparar dos físicos iguales, pero uno acompañado de una bonita sonrisa y el otro serio. ¿Cuál elegirías tú?

#2 Mostrar inseguridad y rigidez en tus movimientos.

Algo tan determinante que incluso está incluido en la normativa de Bikini Fitness:

La personalidad, el encanto, el carisma y la seguridad en ti misma forman parte de tu puntuación final.

Si transmites inseguridad y nerviosismo, sobre todo en una competición importante, se te verá peor y los jueces lo captarán.

Por eso, dedica tiempo a tu entrenamiento mental, para aprender a disfrutar en el escenario y brillar mostrando todo lo bueno que hay en ti cuando estás sobre la tarima.

#3 Relajarte después de que ya te han comparado.

¿Crees que una vez que te han comparado ya ha pasado todo?

¡Gran error, es el peor momento para relajarse!

En muchas ocasiones, las diferencias en una comparativa son mínimas, por lo que es habitual que al terminar la misma los jueces tengan dudas entre varias atletas.

Para terminar de decidirse,  volverán a buscar con la mirada a las atletas con las que tienen dudas y tu actitud en ese momento puede marcar la diferencia.

Si te relajas y estás más pendiente de los amigos que te están viendo competir que del resultado final, puedes perder tu ventaja.

#4 Descuidar tu imagen.

Ya sabes que la combinación bikini, tinte, peinado, accesorios y maquillaje es primordial.

Muchas atletas de Bikini Fitness comparan ese día con el de su propia boda. Y, como a una novia, toda la gente de tu entorno te dirá que estás increíble, preciosa, brutal…  Incluso aunque no lo estés (¿Quién se atreve a decirle a una novia que no está guapa el día de su boda?).

Trata de analizar este punto objetivamente al terminar la competición. Revisa fotos y vídeos y analiza cómo se te ve en el escenario y junto al resto de competidoras.

Hay muchas atletas que cuando encuentran la imagen adecuada parecen totalmente distintas, y por supuesto influye mucho.

#5 Centrar tu atención solo en el juez principal.

A menudo las atletas están durante todo su possing con la mirada fija en el juez principal de la competición pero… ¡el juez principal no puntúa!

Reparte tus miradas y gestos entre todo el panel de jueces, implícalos en tu actuación. Es muy importante que consigas transmitir emoción y pasión en el escenario para llamar la atención y conseguir que todos se fijen en ti.

No olvides: la fórmula ganadora incluye personalidad, encanto, carisma y seguridad en ti misma.

💡 Recuerda estos consejos cuando estés en una tarima Bikini Fitness

Cómo habrás podido observar, ninguno de estos puntos habla de tu físico.

Tu cuerpo es lo que trabajas todo el año en el gimnasio y de lo que todo el mundo va a hablar cuando termine la competición.

Sí, seguro que más de una vez dijiste eso de “yo tengo mejor físico que las que quedaron delante de mí “.

Sabes que en Bikini Fitness hay muchos más factores en la clasificación final que el físico que presentaste.

Ahora ya juegas con ventaja 😉 porque te hemos comentado 5 cosas de las que casi nadie habla y que pueden alterar por completo el resultado de la competición.

Juan B. Morales

Propietario de TC10
Medio acreditado de IFBB Internacional