ENVÍO GRATIS EN PEDIDOS SUPERIORES A 49€

¿Alguna vez has pensado de forma activa cómo puedes preparar tus pies y mimarlos después de todo lo que soportan durante tu preparación para las competiciones?

Tranquila, pocas chicas lo hacen, por eso es tan importante. Porque al igual que el resto de  tu puesta en escena, unos pies cuidados y seductores pueden marcar la diferencia.

Aunque nunca les hayas dado importancia, tus pies son el principal pilar sobre el que se asienta todo tu cuerpo, todo tu físico. Ese físico tan cuidado que tanto nos cuesta conseguir.

Tanto tu físico, como tu puesta en escena se sustentan sobre ellos y por eso merecen especial atención.

¿Sabías que una mujer camina el equivalente a cuatro vueltas al mundo a lo largo de su vida?

Solo por semejante hazaña, tus pies se merecen esos mimos y atenciones diarias que los mantengan suaves, sanos y sexys en todo momento.

👙 Es sumamente importante que cuides tus pies si te dedicas al deporte, sobre todo al Bikini Fitness

Muchas Bikinis, sobre todo cuando empiezan, no prestan la atención adecuada a sus pies y se centran únicamente en su talla, peso, bikini… Sin embargo, es el conjunto de tu cuerpo y toda tu puesta en escena lo que los jueces van a valorar en la tarima y a nadie le gustan unos pies descuidados ¿Cierto?

Fíjate en las profesionales más veteranas, ellas lo saben y no dudan en invertir tiempo y recursos en su pedicura, su calzado e incluso en algún que otro retoque.

Si no cuidas tus pies, puedes dar al traste con toda tu preparación, porque tal vez ellos sean la guinda de tu tarta.

Debes prestar especial atención a ellos:

  • Durante los entrenamientos: porque ellos sufren todos los impactos que implican tus sesiones en el gimnasio. Cuando estás de pié, haciendo sentadillas, el posing… ¡Y por supuesto cuando tienes que realizar cardio en la etapa de definición!
  • Durante la competición: cuando estás en la tarima, debes caminar como la diosa que eres y si los pies te duelen o te molestan, además de no disfrutar de tu momento, no vas a lucir todo el trabajo y los resultados que has conseguido. No tires por la borda toda tu preparación por no haber prestado la suficiente atención a tus pies.

Pero no te preocupes; hoy te traemos algunos tips sencillos, pero muy efectivos para tener unos pies dignos de la diosa que eres. Así podrás lucir tus pies dentro y fuera de la tarima.

🚿 Tips para cuidarte y tener unos pies de diosa

Aunque a priori pienses que es complicado sacar 10 minutillos al día, lo cierto es que en cuanto te acostumbres a hacer estas pequeñas rutinas vas a sentirte mucho mejor. No permitas que la pereza te frene, porque los resultados te van a compensar.

“Cuando tus pies están cuidados, caminar por la vida es un placer.” 😉

👣 Tip 1: exfolia tus pies con piedra pómez

Seguro que tienes alguna piedra pómez por casa sin utilizar y si no la tienes, hazte con una ¡Es pura magia lo que se puede hacer con ella!

1. Primero mete tus pies a remojo en agua tibia con jabón de pH neutro (a poder ser). Puedes aprovechar para darte un baño relajante.

Si además le pones aceite aromático o una bomba de baño en el caso de que optes por bañarte, te vas a sentir como en un spa.

2. A continuación, sin enjuagar tus pies, pasa la piedra pómez -también humedecida- por ellos, primero saca uno del agua y házlo y luego el otro, así el segundo no se secará.

Házlo con suaves movimientos circulares por las zonas de tus pies donde tengas asperezas, por ejemplo: el talón, el canto exterior de todo pié, el dedito meñique, el dedo gordito… por donde tú consideres que lo necesitas.

*Recuerda: la piedra pómez no hace daño, porque la piel por donde la pasamos es una acumulación de “piel muerta”.

3. finalmente, culmina la exfoliación de tus pies de Mussa aplicandoles crema humectante, tu piel lo agradecerá.

❓ ¿Qué es una crema humectante?

Existen cremas hidratantes y cremas humectantes, sus propiedades son diferentes, te lo explicamos:

Una crema humectante es un producto que actúa como barrera protectora de la piel y la ayuda a mantener la humedad propia de los tejidos, procurando que no se deshidraten ni resequen y por tanto no sufran.

No es lo mismo que una crema hidratante, las hidratantes, como su nombre indica hidratan, su función es aportar la “humedad” que le falta a la piel. Aportan el agua que falta restableciendo el grado de humedad normal en la piel.

Si no tienes la piel muy seca es suficiente con usar una crema humectante. Pero si también necesitas hidratación, tienes dos opciones:

  • Usar en primer lugar una crema hidratante para pies y después una crema humectante para mantener la humedad que les acabas de aportar.
  • Utilizar alguna crema que sea tanto hidratante como humectante al mismo tiempo.

*Recuerda: Las que suelen dar mejor resultado son las opciones que incorporan aceites naturales, como el de coco, de almendra o de jojoba.

Sigue esta rutina una vez por semana y tendrás los pies suaves como los de un bebé. Tú misma verás el cambio en seguida y disfrutarás de la seguridad que te dá lucir unos pies bonitos y seductores.

✅ Nuestra sugerencia: si no tienes tiempo o tal vez no te apetezca hacerlo, no desesperes porque te traemos una alternativa tecnológica que te facilitará esta rutina. 😉

Hazte con un set de pedicura eléctrico, con él podrás mimar tus pies de una manera aún más rápida y cómoda.

🦶🏽 Tip 2: regálate un masaje en los pies.

Tus pies te llevan a todos lados a lo largo del día, así que no está de más que les demos unos mimitos extra ¿verdad? Y dime, ¿hay algo más relajante y satisfactorio que un sencillo masaje de pies? ¡El masaje es oro puro para tus pies y tu circulación!

No necesitas ser una masajista experta para darte el placer de un masajito de vez en cuando. Te decimos cómo, mira qué sencillo:

1. Coge un poquito de crema hidratante -la que más te guste para acabar el día- y repártela por tus manos y pie.

2. Toma tu pie y ejerce una suave presión en la planta con tus dedos pulgares.

3. Realiza movimientos circulares y recorre toda la planta lentamente ejerciendo un poco de presión.

4. A continuación concéntrate en la zona del metatarso (es donde apoyan las articulaciones de los dedos cuando llevamos tacón).

5. Masajea también los dedos: uno por uno utilizando las llemas de tus dedos ejerciendo presión en ellos individualmente.

Y finalmente detente de nuevo en las zonas donde sientas mayor tensión.

Acompaña tu masaje de crema hidratante o de un aceite como el de jojoba, así al finalizar tendrás unos pies sedosos y relajados.

Lo ideal sería un masaje en los pies todas las noches, pero con 3 veces por semana notarás una gran diferencia.

Dejarás de notar esa sensación de pies pesados y cansados y por supuesto estarán bien hidratados.

Haz la prueba y nos cuentas 😉

✅ Nuestra sugerencia: si no estás segura de hacerlo bien ¡Aquí viene de nuevo  la tecnología al rescate! Un hidro masajeador para pies es la solución perfecta. Solo tienes que ponerle agua y él se encarga del resto. ¡Tú a disfrutar como una reina!

Tip 3: uñas de punta en blanco

Unas uñas pulcras y ¿por qué no? sexys, son el toque final de unos pies de diosa. Y por supuesto, son algo imprescindible si vas a presentarte a una competición de Bikini Fitness.

Si optas por hacerte tu propia pedicura antes de la competición, te vamos a dar una receta perfecta para rematar tus pies perfectos:

  • Un recipiente con agua y jabón para poner tus pies a remojo.
  • Una toalla suave y esponjosa.
  • Un kit completo de pedicura: cortauñas, lima, pulidor de uñas, separador de dedos, un palito de naranjo, quitaesmalte, piedra pómez, crema o aceite humectante y esmalte transparente (o, si prefieres, con color). No te compliques buscando cada uno por separado, lo mejor es que lo compres todo en un pack, así siempre tendrás todo lo necesario a mano para preparar tus pies de diosa para la tarima, sin que se te olvide nada.

Vamos con el paso a paso:

1. Elimina los restos de esmalte con el quitaesmalte y remoja y exfolia tus pies con la piedra pómez.

Tal y como te hemos explicado en el “TIP número 1”.

2. Corta y lima tus uñas con una forma cuadrada, siguiendo la línea natural de los dedos; de esta manera estarás evitando que se te claven en la piel, por lo que no tendrás ningún fastidioso uñero que se te inflame o duela en el mejor de los casos.

3. Con el palito de naranja, empuja tus cutículas y recorta los pellejitos excedentes con el corta cutículas. No cortes demasiado solo la cutícula que te amontone, recuerda que la cutícula es una protección natural de tus uñas.

4. Pule tus uñas con el pulidor, así dejarás una superficie lisa y sin irregularidades. Este detalle te ayudará a aplicar mejor el esmalte. Y si finalmente vas a aplicarte color, evitarás que se vean irregularidades naturales en la superficie de la propia uña.

5. Para terminar, seca bien tus pies y aplica el esmalte: si solo usas esmalte transparente, una sola capa bastará. Pero si quieres ponerle color a tus pies, deja que la primera capa de esmalte transparente se seque, entonces aplica el color y espera de nuevo a que esté seco. Finaliza con una capa extra de brillo que resaltará el color.

Si quieres un final perfecto, una vez las uñas estén bien secas, aplica la crema humectante.

Después de este tratamiento, vas a sentir tus pies ligeros como no los habías sentido en mucho tiempo.

Prueba y nos cuentas, queremos leer qué te han parecido nuestros consejos de belleza en comentarios. 😉

¿Tienes los pies listos para hacer que brillen nuestros Mussa?

Ahora que ya conoces estos secretos de las mejores, no tienes excusa: Mímate y prepara hasta el último detalle de tu puesta en escena.

Ahora sí tienes los pies perfectos. Vas a estar al 100% perfecta sobre la tarima. De la cabeza a los pies lucirás increíble, ponte el calzado de las diosas de la tarima, nuestros Mussa y entra en el Olimpo pisando fuerte.

¿Tienes algún otro truco para mantener tus pies perfectos?

Comparte tus secretos con nosotras en los comentarios, nos encanta leerte.

5 1 vote
Article Rating