Cuando una competidora de Bikini Fitness se encuentra en los días finales de su preparación, los nervios y la ansiedad por asegurarse de que todos los detalles necesarios para lucir en el escenario estén a punto puede ser motivo de estrés y confusión, especialmente si vas a participar en tu primera competición. Hay una lista básica de elementos que toda chica Bikini tiene que llevar consigo a todo certamen que, además del imprescindible bikini, incluye elementos clave como lo son los zapatos.

Lucir un calzado adecuado contribuye de forma decisiva a resaltar ese físico escultural que con tanto esfuerzo hecho con tu régimen de entrenamiento, dieta, suplementación y descanso has logrado esculpir, así que no debe ser un elemento que tomes a la ligera.

Una de las principales dudas que tiene una chica Bikini al momento de escoger el calzado ideal es la talla: ¿Debería escoger un modelo con una talla menos? ¿O una talla más grande? Para darte una idea más concreta de qué talla es la ideal, debes pensar en la horma del calzado que has usado anteriormente para ir a eventos como una fiesta formal o una boda donde habitualmente hayas usado zapatos o sandalias de tacón alto. Sin embargo, lo mejor es prevenir una equivocación y medir tu pie para dar con la talla exacta en la tabla de equivalencias que te adjuntamos a continuación:

Tabla de equivalencias

Medir tu pie es muy simple, solo necesitas de una hoja blanca, un lápiz y una regla en cm:

  1. Debes apoyar tu pie en la pared con la hoja debajo.
  2. Con el lápiz totalmente recto marca el lugar hasta donde llega la punta de tu pie (normalmente el dedo gordo).
  3. Toma la regla y mide la distancia entre el talón y la marca que hiciste con el lápiz,
  4. Por último, compara la medida con la tabla de equivalencias.

Sería ideal medirte los dos pies ya que siempre solemos tener uno más grande que el otro. Es muy importante que también tomes en cuenta el ancho de tu pie, si es ancho o te encuentras entre dos tallas decídete siempre por la talla más grande.

Otra cosa que diferencia unas sandalias de Bikini Fitness de un calzado habitual es el material de fabricación, al estar hechas de vinilo, resulta más difícil colocárselas porque el vinilo no cede tan fácilmente como unos zapatos de piel, y se adhiere al pie a la hora de colocarlos, por lo que hay que tener un poco de paciencia al momento de ponértelos.

¿Cómo saber si has acertado? Sabrás que unas sandalias MUSSA son de tu talla cuando el talón no sobresale, aunque aprieten un poco el pie cuando te las pruebes. Puedes obtener más información en nuestro post “Tus Mussa ¿Muy ajustados?”

El calzado que luzcas en tu gran día es clave para brillar como la Mussa que eres, tomarte el tiempo necesario para escoger el modelo ideal te garantizará un desfile ¡Que impactará a los jueces!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Newsletter